Contáctanos   

Educación socioemocional y empleabilidad: lo que debes saber como padre

Educación socioemocional y empleabilidad: lo que debes saber como padre

Las competencias socioemocionales son la base del bienestar y desarrollo académico de tu hijo. Asimismo, estas competencias influyen en su vida profesional, y como padre de familia, sabemos que deseas brindarle a tu hijo las herramientas necesarias para que afronte su futuro con mayor certeza. 

Como padres le damos gran valor al hecho de que nuestro hijo obtenga calificaciones altas durante su formación, tenga un buen hábito de estudio, interés por la lectura, aprenda idiomas y obtenga un título profesional al finalizar sus estudios universitarios para que pueda incorporarse al mercado del trabajo en su actividad profesional. 


Sin embargo, que tu hijo desarrolle una serie de habilidades en su etapa universitaria y reciba un título al finalizar sus estudios, no debe plantearse como el único componente para que pueda afrontar su futuro laboral, ya que su desarrollo socioemocional es tan importante como la educación académica. 

Las habilidades socioemocionales son una parte fundamental en las actitudes de los jóvenes frente al trabajo y en la vida diaria. Estas capacidades facilitan su inserción laboral, determinan su forma de trabajo y el modo de relacionarse con los demás.

Más allá del aprendizaje académico

Aunque las pautas de reclutamiento de personal en el mercado laboral difieren alrededor del mundo, sabemos que contar con un título profesional sigue siendo parte de los criterios de selección.

Sin embargo, contar con habilidades socioemocionales es un gran diferenciador entre candidatos con la misma validación de conocimientos académicos y de capacidades profesionales, pero sin habilidades socioemocionales. 

Estas capacidades hacen que el rendimiento de un trabajador sea superior al del otro.   

>> Cada persona dedica una parte importante de su tiempo a una actividad profesional, lo que marca en gran medida su vida; por lo que es fundamental optar por una actividad que aporte satisfacción y responda a una motivación personal <<

Mario Pena Garrido, profesor de la Facultad de Educación (UNED), España.                                                                                                       

Esta distinción de profesionales se produce por su capacidad de generar emociones positivas en su entorno o de su habilidad para ponerse en el lugar del otro. Siendo las habilidades socioemocionales los criterios más valorados en el mundo laboral. 

Cultiva y estimula las competencias socioemocionales de tu hijo

Como padres, sabemos que en la medida que nuestro hijo crece y transita las diferentes etapas de su vida, nos preguntamos si estaremos contribuyendo a lograr su máximo desarrollo de capacidades, ya que como se sabe, cada persona atraviesa un momento de crisis al crecer.  

Y bajo este sentido, los padres deseamos educar para que nuestro hijo tenga éxito y logre un buen futuro; para ayudarte en esto, toma en cuenta que se requiere reforzar las competencias socioemocionales, dado que son relevantes para su incorporación al mercado del trabajo, así como su trayectoria laboral. 
 

>> Motivar a los jóvenes para que profundicen en los conocimientos de sus intereses, será la mejor guía y la más segura para que puedan construir un mayor futuro para su empleabilidad; aunque la vida los lleve por caminos que no siempre se pueden prevenir, estarán guiados por su interés y motivación en momentos clave <<

Arantxa Garay- Gordovil, Psicopedagoga, Universidad Pontificia Comillas, España.  

El desarrollo de las competencias socioemocionales se adquieren a través de la experiencia directa durante el proceso de socialización en la escuela y en casa. 

A continuación, te presentamos 3 competencias socioemocionales más prevalentes, que sería oportuno cultivar en tu hijo para el futuro de su empleabilidad:

1.- Expresión emocional:
Es importante que tu hijo sepa reconocer lo que siente y lo pueda expresar de forma adecuada.

Que tu hijo reconozca las exigencias que lo sobrepasan y que verbalice lo que siente en su interior, lo ayudará a tomar conciencia y a disponer de los medios para que las circunstancias no lo superen. 


2.- Manejo interpersonal:
Una persona con altos niveles de manejo interpersonal sabe cómo calmarse y dominar su tensión, además de saber mostrarse tranquilo y con seguridad, sin dejarse desbordar por sus emociones.

Cultivar esta competencia socioemocional en tu hijo, contribuirá a que pueda resolver de forma positiva las dificultades de su futuro profesional en donde las emociones están presentes.  


3.- Regulación emocional:
Como adultos sabemos que durante nuestra vida profesional nos sometemos a muchas  exigencias, algunas de carácter urgente y la mayoría de las veces las tensiones que se producen son inevitables.

Es importante ayudar a nuestro hijo a que sea capaz de crear situaciones en las que predominen las emociones positivas, además de enseñarles que pensar de manera continua en los errores cometidos no conduce a nada, y en su lugar, ayudarlo a que pueda generar sentimientos de autoconfianza.

>> También puede interesarte: Razones por las que Incarnate Word es una oferta académica integral para tu hijo <<

Como se mencionó al inicio, las habilidades a desarrollar en la etapa universitaria no son el único componente a considerar para que tu hijo pueda afrontar con mayor certeza su futuro profesional, pero sin duda la educación socioemocional va de la mano con propiciar en nuestros hijos una formación universitaria integral para que pueda comprender mejor su desarrollo emocional. 

>> Conoce más sobre nuestra Universidad: Incarnate Word, campus Mexico City. <<

FUENTES:
Fundación Bertelsmann, Orientación Profesional: manual para padres de familia preocupados por la empleabilidad de sus hijos.

OECD, Más allá del aprendizaje académico. Primeros resultados de la evaluación de competencias socioemocionales.  

Suscribete a nuesto Newsletter

Regístrate y entérate de los mas reciente de CIW